viernes, 29 de enero de 2016

Plegaria por un alma





Oh Vos, el Hijo del Hombre, el Verbo Encarnado, Vos que habéis venido hasta nosotros en vuestra divina humildad, lavando con la excelsitud de vuestra vida y muerte todas nuestras culpas; Vos que allegáis a las almas como bálsamo suavísimo para purificarlas: Vos Señor nuestro Salvador, que estáis a la diestra de Dios, interceded ante El, en vuestra misericordia infinita, para que el alma buena de vuestro siervo………se ilumine con la luz radiosa de vuestra celestial presencia y haced, también, que a nosotros nada jamás nos aparte de vuestro amor. Cristo Jesús Nuestro Señor. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada